“Salad Days: A Decade of Punk in Washington” se estrena en el BAMA

Published On January 28, 2016 | By Sebastian Silva | Agenda, Cine

DC Hardcore: el punk que convulsionó a Washington

Washington D.C es conocida como el escenario donde Martin Luther King dio su emblemático discurso “I Have a Dream”; donde los afroamericanos marcharon por sus derechos civiles cambiando el curso de la historia para siempre. Una ciudad donde los movimientos sociales encontraron su nicho para demandar por la igualdad y libertad. Pero esos no fueron los únicos eventos decisivos. También es la ciudad donde un grupo de adolescentes hipnotizados por el crudo rugido de guitarras distorsionadas y baterías velocísimas, encontraron un espacio dónde alzar su voz y transformar inexorablemente la industria musical del momento: el punk rock.

Salad Days: A Decade of Punk in Washington, D.C (1980-90), un documental escrito y dirigido por Scott Crawford, analiza justamente ese incipiente espíritu contestatario, uina época donde los  adolescentes, influenciados por bandas como The Clash, The Cramps o los Ramones, comenzaron a formar sus propias bandas hardcore punk: Minor Threat, Bad Brains, Government Issue, Void, Scream, Fugazi, Marginal Man, entre otras, fueron el resultado de aquella escena. “Amaba el rock n´roll, era intimidante y raro, es decir, ir a una fiesta y escuchar Lust for life de Iggy Pop te hacía preguntarte: <<¿Qué es esto?>>. Tomé prestados algunos discos y mi mente cambió después de eso”, confiesa Ian Mackaye, fundador y vocalista de Minor Threat, al comienzo de Salad Days

Al inicio del período, que luego se lo denominaría DC Hardcore, todas las bandas y sus seguidores convergían en una misma idea de apoyo: consumir punk y cuidarse mutuamente. De esa manera Georgetown, un barrio a las afueras de la capital, comenzó a convertirse en el punto de encuentro de la escena, donde la mayoría de los simpatizantes del género trabajaban. Paulatinamente, como lo explica el líder de la míticos Black Flag, Henry Rollins, que por ese entonces trabajaba en una heladería, el sector se vio invadido por adolescentes que venían de diversas áreas de la ciudad y pululaban por las calles con sus altivas vestimentas, pero que de todas formas no causaban problemas.

Sin embargo, el rechazo de los vecinos y las amenazas policiales no tardarían en llegarle a ese grupo de chicos con maneras distintas, producto de un prejuicio social que generalmente condena lo que no entiende. Varias personas aprovecharon la escena para generar revueltas, confundiendo al concepto punk con violencia; aparecieron en el panorama los llamados punk-beaters. Una mala noción que hasta el día de hoy perdura. “Todo el mundo quería pelear conmigo -comenta Mark Sullivan, integrante de la extinta banda Kingface-, un día se me acercó un redneck y me preguntó qué estábamos haciendo. Yo me asusté”.

 

El D.C Hardcore tuvo que lidiar también con la displicencia de las grandes disqueras que no los tomaban en serio. Fue precisamente eso lo que impulsó a estas bandas a auto financiar la producción de sus discos y a comercializarlos personalmente. Ian Mackaye, junto con su ex compañero de banda en Teen Idles, Jeff Nelson, decidieron fundar Dischord Records en 1980, represantando a muchas de la bandas que emergieron en esos años. Esa iniciativa se perfilaría como una adelantada plaforma a lo que sería la música alternativa de los noventa, y serviría de ejemplo para la creación de nuevos sellos independientes.

De eso se trata Salad days, las vicisitudes de una comunidad con estilo y convicciones propias y su conformación en la leyenda que continúa inspirando a muchos. Definitivamente una de las escenas más significativas en la inflamable historia del punk rock. Para Crawford, quien no solo creó este archivo sino que vivió de primera mano la evolución de este evento cuando era chico y asistía todos los shows, “el hecho de que las personas se hayan estado apoyando todo el tiempo, sacando bandas, sellos, se entendía que por fin estabas con los pies en la tierra contribuyendo con algo serio”. Salad Days: A Decade of Punk in Washington D.C (1980-90) va a estar agitando las salas del BAMA (Av.Roque Sáenz Peña 1150) a partir del 28 de enero.

Like this Article? Share it!

About The Author

Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *