“Cómo matar al Papa en 3 dias” de Walter Godoy

Published On July 6, 2016 | By Fradi Dos Campos | Cultura

El libro comienza con una descarga, optativa en código Qr o mediante un link de mega.con.nz.

Cody Wilson dio a conocer la pistola “Liberator” en 2012, primer arma de fuego con planos a ser impresos en 3D. Este hallazgo técnico hizo que figure en un listado de la revista Wired como una de las catorce personas personas más peligrosas del planeta, al año siguiente; los planos del arma fueron descargados más de 100.000 veces.

La invitación a entrar al hipervínculo para engrosar el número funciona, no solo como un simbólico prólogo apropiado para los contenidos centrales que recorren Cómo matar al papa en 3 días (lo virtual como algo cada vez más real, en potencia y acto, en base a lo inmediato; lo virtual como una herramienta subversiva contra el orden institucional) , sino también como señal de una puesta en escena, y una invitación al lector a formar parte de ella. El libro, editado por Subpoesía a fines del año pasado, se vale de una ficción como eje análoga a la que, mediante la persistencia de la imagen, construye el culto. ¿No es ese el funcionamiento tanto del meme, tan caro a la estética del libro, como de la figura mediática en general, y papal, en particular? ¿No confluyen tanto la religión como las redes sociales en dar “me gusta” y “compartir”? No es para menos: este libro maneja, como principal virtud, una gran capacidad de ruptura en lo que a barreras genéricas y discursivas respecta. Los poemas van tejiendo una tragedia / comedia de comunicación masiva, una ficción tanto poética como apuntaladamente crítica, cuya batalla se libra entre Gifs, conspiraciones, y noticieros. El lenguaje que adoptan los poemas remite mucho al artículo periodístico, de manera constante y fragmentaria, para contarnos la historia de “un motochorro de Nazca” que viaja a Roma con su pistola “Liberator” con un objetivo.

Claramente, el título juega con remitir a un manual de operaciones del cual la meta final es una apoteósis, un climax, que sin embargo se va tejiendo e hilvanando desde el primer instante. Una estructura ágil y eficaz retroalimenta el valor literario de un gran único poema que narra, que juega al límite. La persistencia de la imagen construye, de manera sólida, la poética, la puesta en escena.
“Circula en internet / un meme llamado / ¿cómo matar al papa en tres días?” El punto de conflicto se condensa en la relación cultual y a la vez descartable con la imagen reproducida hasta el infinito. La figura del papa encarna, ineludiblemente, víctima y victimario del desarrollo del lbro.  Pero es su valor de uso el que lo pone en relieve; así como los medios de comunicación funcionalizan la imagen, el arte se propone funcionalizar su ficción para atacar la imagen como símbolo de jerarquía. En cualquier caso, este libro demuestra que la poesía puede abrir fuego , cargandose de imágenes de todo tipo de calibre (Jessica Cirio, Jesús devenido zombie, viajes a Marte y críticas contra toda jerarquía y alienación desfilan en el continuum de páginas). El desdoblamiento que se genera a partir de individuo e imagen pública, tanto en la lógica comunicativa mediática como en la virtual, impregna toda la textura poética del libro; la meta a la que apunta, es desnudar la alienación para poder dispararle mejor. Cómo matar al papa en 3 días tiene un gran dinamismo basado en una retórica breve, entrecortada, multiestilísica, contaminada de enciclopedismo pop, de lenguaje vivo, que asesta con balas de plástico y da justo en el blanco. El tag #papasasesinados, título de uno de los últimos poemas, deja servida la resolución del conflicto dramático. Con el cañon aún caliente, “el motochorro de Nazca” continúa prófugo.

Like this Article? Share it!

About The Author

Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *