Vuelven los X – Files: el fenomeno que hizo real lo sobrenatural

Published On January 25, 2016 | By Martin Velazquez | Geeks, Series

1993 fue un año significativo para los norteamericanos. En el primer mes, el entonces presidente George H.W. Bush y su par ruso Boris Yeltsin firmaban el acuerdo Star II, en donde aceptaban las condiciones para reducir los arsenales nucleares: la Guerra Fría no tenía vuelta atrás, tampoco la paranoia instalada en la sociedad alimentada por decadas de espionaje y teorias conspirativas relacionadas a cuestiones politicas. Pocos días después, el demócrata Bill Clinton asumía la presidencia de los Estados Unidos tras doce años de gobierno republicano. En ese contexto, nada podía hacer prever que una serie de ciencia ficción como The X Files – en un mercado dominado por comedias como El principe de Bel-Air, Dinosaurios o la tira juvenil Beverly Hills 90210 – pudiera transformarse con el paso del tiempo en un culto televisivo que cambiaría la manera de narrar una historia en la pantalla chica. Su creador, Chris Carter, lo consiguió; pero lejos de vivir del pasado, trece años después decidió volver a poner en ruedo al agente Fox Mulder y a la teniente Dana Scully en seis episodios que la cadena Fox transmitirá a partir del próximo 26 de enero.

 

“La buena noticia es que el mundo en este tiempo se ha vuelto aún más extraño y es un momento perfecto para contar estas seis historias”, expresó Carter, quien parece tener en cuenta que los acontecimientos que afectan hoy a la civilización no son los mismos que en los años noventa. Premiada con 16 Emmy y seis Globos de Oro, la serie que protagonizaron Dave Duchovny y Gillian Anderson, había dejado sabor amargo sobre el final de la novena y última temporada. Enfocada en torno a personajes alternativos como Walter Skinner y Mónica Reyes, y con un Mulder (que apareció sólo en los dos ultimos episodios) que logró salvar su vida tras ser enjuiciado y condenado a muerte por revelar secretos de Estado, la serie perdió originalidad y decantó en un final que parecía difícil que tuviera retorno.

 

 

La puja por la herencia X

Si bien la relación de la sociedad norteamericana con los fenómenos alienígenas ya había sido abordada por Orson Wells a fines de la década del treinta con “La Guerra de los Mundos” y utilizada como metáfora de la expansión soviética luego de la Segunda Guerra Mundial, el mercado alrededor de la ufología tuvo su óbice en los años noventa. Los Expedientes Secretos X fue el lugar propicio para poder alimentar esa afán de conspiración rossweliana; la pluma de Carter y un equipo de guionistas de lujo: Glen Morgan, Frank Spotnitz, Howard Gordon (24 y Homeland) y Vince Gilligan (Breaking Bad), entre otros, brilló durante una década, pero su final dejó un vacío que vanamente intentó llenarse con infinidad de proyectos televisivos: Bones, Supernatural, Fringe, Torchwood, Castle, Falling Skies, la primera temporada de True Detective e incluso la exitosa Lost de J.J.Abrams. La industria fílmica tampoco se quedó atras; la mediocre “Dia de la Independencia“, “Señales” del ambicioso Night Shyamalan o las más reciente “Distrito 9“, son algunos de los films que quedaron en el imaginario colectivo.

Pero X Files era más que una serie que incursionaba en lo paranormal. No sorprende que la nueva temporada, como anunció su creador, vaya a estar relacionada con el espionaje y el aparato de desinformación gubernamental; a poco de desatarse el escandalo de Wikileaks, Chris Carter apunta a resaltar algo que hizo grande a la serie en los noventa: el contraste entre la creencia y la realidad científica o, en forma concreta, entre la información que manejan las altas esferas económicas y el individuo medio.

 

Duchovny y Anderson, la dupla que hizo escuela de su contraste

¿Quién no creyó alguna vez que el agente Mulder y la médica forense Scully eran pareja en la realidad? Esa sensación que emanaba de la pantalla fue la que construyó una dupla que, en su contraposición, funcionaba como equilibrió entre la razón y la intuición, y que atravesaba al espectador. Sin embargo, esa energía binaria que resultaba de esa tensión pareció erosionarse luego del final de la serie.

Duchovny, después de colgar el traje de oficial del FBI angustiado y obsesionado por encontrar a su hermana, protagonizó algunas comedias de baja relevancia como “Evolution” de Ivan Reitman o “Ellas y ellos” con Julliane Moore, pero su oportunidad de volver a la estelaridad se dió recien con Californication (2007) en el papel de Hank Moody, un escritor sexópata que debe lidiar con su hija adolescente y con una ex esposa irascible, alcanzó un notable éxito y reconocimiento que se prolongó a lo largo de siete temporadas.

El camino de Gillian Anderson fue más prolífico y de bajo perfil, sus papeles en “La casa de la Alegría” y “El Último rey de Escocia” le otorgaron el merecido propio prestigio a una actriz que aún era señalada como la escéptica “Scully”. Su regreso a la pantalla chica de la mano de Bleak House, y su papel en The Fall de la BBC, en un rol de investigadora que parece hecho para ella, reafirmaron su condición de actriz ideada para trabajar a largo plazo.

 

Temporada 10: entre la nostalgía y el desafío de renovarse

En los últimos días, los medios norteamericanos dejaron traslucir algunas particularidades de la miniserie que emitirá FOX: el corte definitivo en la relación de amor entre Mulder y Scully; el cierre del proyecto Expediente X por parte del FBI, y la contextualización de la historia en tiempos actuales: nuestro incipiente 2016. Va a ser inevitable emocionarse al revivir la eterna lucha entre Mulder y sus demonios; la perspicacia de Scully en su mirada adusta y consecuente con su proceder; o la cortina musical de Mark Snow que se convirtió rapidamente en un sonido insignia de cualquier enigma y que sonó en miles de timbres de celular a lo largo del mundo. “Ha sido como un parate de 13 años de anuncios”, ironizó Carter al confirmar la nueva temporada. De ser así, los agentes Mulder y Scully van a tener mucho trabajo por delante, demasiado quizás para sólo seis episodios.

 

 

 

 

 

 

Like this Article? Share it!

About The Author

Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *