Review de “El Lobo de Wall Street”: juguemos en el bosque…

Published On April 16, 2014 | By Iván Soler | Musica

“Equipo que gana no se toca”. Esta premisa fundamental en el fútbol también parece ser muy acertada en el séptimo arte. Prueba de esto es la última producción de Martin Scorsese, “The Wolf of Wall Street”, protagonizada por su actor fetiche, Leonardo Di Caprio. Esta dupla, fundada en 2001 con “Pandillas de Nueva York”, supo convertirse en una de las más interesantes del cine actual a través de películas como “El Aviador”, “Los Infiltrados” y “Shutter Island”. En esta quinta película, Di Caprio interpreta a Jordan Belfort, un joven corredor de bolsa y un peso pesado en la historia de Wall Street durante la (excesivamente salvaje) década de los ’80. En “The Wolf of Wall Street”, Martin Scorcese lleva su biografía a la pantalla grande sin disimular los vicios y el frenesí que sus páginas contienen.

Durante los primeros minutos del film, Mark Hannah, el exitoso broker y primer jefe del joven Jordan Belfort en la centenaria firma Rothschild  (un Mathew McConaughey que abandonó su trillada imagen de chico bueno), nos dicta los pilares claves para triunfar en esa selva de finanzas: putas, merca y masturbarse al menos dos veces por día para mantener saludable la circulación.

Scorsese nos muestra así el espiral ascendente (e inevitablemente descendente a posteriori) en el que se involucra el joven Belfort. Sus deseos irrefrenables de hacerse rico lo llevan a formar su propia firma financiera junto a un grupo de jóvenes, inexpertos vendedores capaces de vender buzones a quien se ponga enfrente sin importar cómo. Pero quizá lo más importante es ver aquello que el director nos quiere mostrar: una comedia. Una comida negra, brutal, cruda, pero una comedia al fin. Durante poco más de tres horas la pantalla vomita excesos, provocados por el dinero que Bertford es capaz de crear prácticamente de la nada. Porque Scorsese logra mostrar billetes que salen de la nada. No vemos productos, no vemos cadenas de producción, no vemos gente en cajeros automáticos. Vemos billetes. Billetes en valijas, billetes en yates, billetes enrollados para aspirar cocaína, único combustible en esta fábrica. Todo desde la óptica de un director ya consagrado que no duda en aggiornarse y retratar (casi como si de un video de Mtv se tratase) la vida de un exitoso corredor de bolsa de Wall Street. El guión de Terence Winter (Boardwalk Empire, The Sopranos) verdaderamente logró eso. Rockerizar a los brokers de The Wolf of Wall Street. Y eso quizá sea lo que más polémica puso sobre los hombros de DiCaprio y su director técnico. ¿Es ético que “El Lobo de Wall Street” ignore las consecuencias de aquello que sucede durante sus 180 minutos?” se preguntan críticos allí donde la cinta se estrena. Scorsese responde, quizá con una sonrisa torcida: Creo que todos, bajo determinadas circunstancias, somos capaces de cometer actos despreciables. Y es por eso que, a través de los años, en mis películas han aparecido personajes a los que no les importa lo que la gente piense de ellos. Intentamos ser todo lo genuinos que podemos ser al respecto y quizá, de algún modo, ver en ellos partes de nosotros que no nos gustan”.

 

Por Iván Soler.

are canadian pharmacy safe // genericviagraonlinepharmacyrx.com // cialis and viagra interaction // generic cialis // viagra online

http://viagracanadanorxbest.com/\ discount pharmacy\ online pharmacy viagra\ generic daily cialis\ cialisviagrabestcompare.com

Like this Article? Share it!

About The Author

Comments

Comments are closed.